Es clave que las empresas estén capacitadas para contener a sus trabajadores ante situaciones tan complejas como la muerte.

La Psicología de la Emergencia es una rama de la Psicología que estudia los distintos cambios y fenómenos personales, asociados a situaciones como la muerte, catástrofes naturales o tragedias en general.

En términos de la Salud Organizacional, este tipo de situaciones también tiene impacto en el contexto laboral, de ahí la importancia de contar con las herramientas necesarias para contener adecuadamente a los colaboradores durante estos procesos.

La relatora de OTEC Impulsa y experta en Psicología de la Emergencia, Mónica Vergara, explica que “en las organizaciones no suelen existir respuestas ni herramientas para abordar el tema. Se suele creer que con el tiempo las cosas se van a acomodar solas y los compañeros se van a recuperar. Sin embargo, es importante que las organizaciones puedan en conjunto atravesar y propiciar que las personas que trabajan en ella puedan ir superando estas etapas de manera colectiva”.

Para la especialista, dentro de las definiciones de un buen lugar para trabajar, destaca el cuidado del bienestar, de ahí que ante circunstancias de emergencia resulta clave el acompañamiento desde las jefaturas con herramientas para contener y apoyar debidamente a los colaboradores afectados.

“En un lugar excelente para trabajar, las personas sienten orgullo y bienestar físico y psicológico, sienten que son importantes y valiosas, y que su trabajo es imprescindible para el éxito de la organización. Por lo tanto, si la empresa u organización no les brinda la atención requerida en el momento necesario, la persona se sentirá desmotivada, no considerada, lo que repercutirá directamente en el desempeño y productividad del trabajador. Por eso es necesario crear lugares adecuados con personal capacitado en herramientas necesarias para atender en estas circunstancias”, subraya la especialista de OTEC Impulsa.

Impacto en Salud Mental Laboral

Mónica Vergara explica que ante eventos de emergencia (duelos, catástrofes, etc.) las personas se arriesgan a enfrentar efectos en su estado de Salud Mental.

“Con la muerte de alguien cercano, las personas acumulan gran cantidad de estrés, tristeza y ansiedad. Si a eso le sumamos patología de base, es posible desarrollar enfermedades mentales como depresión, crisis de pánico, estrés post traumático (que podría afectar incluso a los compañeros de trabajo), entre otros cuadros. En suma, las organizaciones se ven seriamente afectadas y por eso es clave contar con personal capacitado en herramientas necesarias para atender en estas circunstancias”.

Talleres

OTEC Impulsa cuenta con cursos y talleres que ofrecen formación desde la Psicología de la Emergencia.

La relatora indica que la realización de talleres en los equipos de trabajo que experimentaron la pérdida de un compañero de trabajo “permite la existencia de espacios de reflexión y contención emocional para que puedan expresar y compartir todo lo que sientan sin juzgar ni evaluar, ayudando a clarificar los distintos sentimientos que genera la partida de un compañero”.

Entre los objetivos que persigue este tipo de talleres destaca los participantes sean capaces de identificar formas de ponderar el impacto de eventos asociados al fallecimiento de un compañero de trabajo, cliente o alguien cercano; pudiendo identificar además los riesgos de vivenciar un duelo no resuelto; reconocer los riesgos de desarrollar alguna patología de salud mental debido a esta experiencia y su abordaje correspondiente. Todo además de técnicas para abordaje de estos procesos en equipos de trabajo.

Para más información, sobre este tipo de cursos de OTEC Impulsa, puede contactarse a través del teléfono 224068776, o escribir a contacto@otecimpulsa.cl